Estás en: 

El proyecto de ley del juego

El pasado 4 de febrero el Consejo de Ministros aprobó el Proyecto de Ley del Juego que fue remitido a las Cortes Generales para su tramitación por el procedimiento de urgencia. La futura Ley regulará las actividades de juego de loterías, apuestas, rifas y concursos, tanto si se prestan desde España como desde el extranjero dirigidas a personas residentes en España. La Ley prevé que estas actividades se puedan realizar de forma presencial o bien por medios electrónicos, incluyendo internet, televisión, radio, móvil y otros similares. Asimismo, la ley regula la publicidad, promoción y patrocinio de estas actividades. Cabe recordar que la inversión de las casas de juegos y apuestas en publicidad y patrocinios es muy elevada. No hay más que ver los equipos de fútbol y otros deportes patrocinados por estas casas y su fuerte presencia en los periódicos deportivos y en las vallas publicitarias de los estadios y canchas.

La Ley aborda una regulación amplia de este sector, aunque a continuación analizaremos sólo aquellas cuestiones más controvertidas y que sin duda van a generar un duro debate en sede parlamentaria:

Actividad sujeta a licencia española: La actividad de juegos quedará sujeta a licencia previa otorgada por la Comisión Nacional del Juego y las licencias obtenidas en otros países no serán válidas en España. Mediante un procedimiento de concurso público, se otorgaran las licencias generales que autorizarán cada modalidad de juego en general (loterías, apuestas, rifas, concursos). La Ley prevé que se pueda limitar el número de estas licencias y parece que el gobierno está pensando en otorgar sólo 5 licencias generales. Una vez obtenida la licencia general, el operador deberá obtener una licencia singular para autorizar cada tipo de juego en concreto que desee organizar dentro del marco de la licencia general previamente obtenida. Parece que el Gobierno estima otorgar 25 licencias singulares repartidas entre los 5 operadores que tengan licencia general.

Existe también la posibilidad de solicitar una autorización previa para actividades de juego de carácter ocasional y esporádico.

Publicidad y patrocino: Se prohíbe la publicidad de cualquier actividad de juego de un operador que no cuente con licencia en España. La Comisión Nacional del Juego podrá requerir a cualquier agencia de publicidad, operador audiovisual, medio de comunicación o servicio de la sociedad de la información (sitio web) para que cese su actividad de publicidad en el plazo de 2 días, sin perjuicio del expediente sancionador que pueda iniciar al respecto. Esta medida va encaminada a erradicar la oferta de cualquier juego y apuesta online o por otros medios, que no cuente con la licencia correspondiente. Puede ser difícil combatir a aquellos operadores que ofrezcan estos servicios a residentes españoles desde el otro extremo del mundo; no obstante, los medios de comunicación donde se tienen que publicitar para atraer a los usuarios españoles están en España y, por tanto, fácilmente localizables y sancionables si aceptan publicidad o patrocinios ilegales.

Es muy significativo ver como la Ley prevé que los patrocinios deportivos de los clubes de fútbol y otras entidades firmados antes del 1 de enero de 2011 podrán seguir en vigor hasta la resolución del primer concurso de licencias sobre las actividades de juego. Ello significa que si una casa de apuestas no gana uno de esos concursos y, por tanto, no tiene licencia, deberá abandonar el patrocinio. Hasta ahora las casas de apuestas han estado patrocinando entidades deportivas con toda libertad, aún cuando dicha actividad estaba prohibida. Parece lógico que una vez se otorguen las licencias, el Gobierno sea extremadamente estricto en impedir que casas de apuestas sin licencia continúen ofreciendo sus servicios a residentes españoles. De otro modo, no tendría ningún sentido tener que cumplir los requisitos, costes e impuestos de una licencia si otros operadores pudieran prestar los mismos servicios sin ella.

Unidad Central de Juegos: El operador debe tener una unidad central de juego que puede estar fuera de España; no obstante, debe poder ser monitorizada desde España por la Comisión Nacional del Juego. Asimismo, ésta debe poder acceder a la unidad central de juego por conexiones seguras en tiempo real que le permitan un control y seguimiento de las actividades del operador. El software utilizado, equipos, sistemas, terminales y otros instrumentos utilizados por los operadores deberán ser homologados y certificados en España. Este aspecto es fundamental dado que tanto operadores nacionales como internacionales deberán adaptar sus plataformas para cumplir con los requisitos técnicos exigidos.

Relación Estado – Comunidades Autónomas: La Ley del Juego regula aquellos juegos que se celebren en más de una Comunidad Autónoma y para los cuales será competente el Estado. Para los juegos y apuestas celebrados en el territorio de una Comunidad Autónoma ésta será la única competente, tanto si éstos son presenciales como online.

Cuando un operador solicite una licencia de juego al Estado, éste deberá requerir un informe a la Comunidad Autónoma donde el operador vaya a tener su domicilio social.

La recaudación obtenida por los impuestos sobre el juego online se distribuirá a las Comunidades Autónomas, en proporción a las cantidades jugadas por los residentes de cada Comunidad.

Régimen sancionador: La definición de las personas o entidades que pueden ser objeto de una sanción administrativa por infringir la regulación del juego es muy amplia. Básicamente son todas aquellas que organicen, soporten, publiciten, promocionen u obtengan beneficios de una actividad de juego que infrinja la normativa. Es importante tener en cuenta que la sanción para una infracción leve puede ser de hasta 100.000 Euros; para una de grave de 100.000 a 1 millón de euros y para una infracción muy grave de 1 millón a 50 millones de euros. Es previsible que cuando la normativa esté aprobada y se empiecen a otorgar licencias de juego, la Comisión Nacional del Juego actúe con contundencia contra cualquier operador, medio de comunicación o intermediario que obtenga beneficio de su participación en cualquier tipo de juego ilegal. Recordemos que cualquier tipo de juego que no cuente con una licencia otorgada en España será ilegal.

Régimen fiscal: Serán sujetos pasivos de los impuestos del juego las personas o compañías que organicen o desarrollen las actividades gravadas por el impuesto. Serán responsables solidarios del impuesto “los dueños o empresarios de las infraestructuras en que se celebren, los medios de comunicación a través de los que se difundan, los medios publicitarios y cualquier entidad que publicite de cualquier forma estas actividades”. En el caso de juego transfronterizo serán responsables solidarios del pago de los impuestos “quienes ofrezcan, por cualquier medio, actividades de juego a personas con domicilio fiscal en España o quienes obtengan beneficios por el desarrollo del juego.” Con ello vemos que, no sólo será responsable el operador sino que los medios de comunicación o cualquier entidad que obtenga un beneficio puede ser responsable solidaria del pago de los impuestos. Con lo cual, cualquier medio de comunicación que acepte publicidad u otras colaboraciones con las casas de juegos y apuestas deberá asegurarse de que éstas cumplan con toda la normativa y pago de impuestos, para que estos impuestos no les puedan ser exigidos a ellos.

La Ley del Juego prevé que la base imponible puedan ser los ingresos brutos (el drop en terminología anglosajona), es decir, el total de cantidades apostadas o los ingresos netos (el win), es decir, el total de las cantidades apostadas menos el total de los premios repartidos.

En cuanto a las apuestas, el Proyecto de Ley actualmente en las Cortes, prevé que para las apuestas mutuas (como la Quiniela) se pague un 22% sobre los ingresos brutos. En cambio para las apuestas de contrapartida (tipo Bwin, Unibet, etc.) o las apuestas cruzadas (como el sistema de Betfair) se pagará un 25% sobre los ingresos netos. Para las rifas y concursos se prevé un impuesto del 20% sobre los ingresos brutos. Se prevé asimismo que las Comunidades Autónomas tengan la facultad de aumentar todos los impuestos en un 20% para los operadores que estén en su territorio.

Un cambio significativo y bien recibido por el sector ha sido que para las apuestas de contrapartida y cruzadas (las habituales en las apuestas online) los impuestos se apliquen sobre la base de los ingresos netos. No obstante el tipo del 25% sigue siendo muy gravoso pudiendo provocar que a los operadores internacionales no les interese entrar en el mercado español y que jugadores españoles intenten jugar con portales de apuestas extranjeros, los cuales, al tener menos carga fiscal, les podrán ofrecer mayores premios. No obstante, recordemos que todos aquellos que publiciten u obtengan algún beneficio del juego ofrecido por operadores sin licencia en España se exponen a sanciones muy elevadas. Los impuestos del juego deberán declararse y liquidarse trimestralmente.

Cabe señalar que también se deberán pagar una serie de tasas, entre la que destacamos el pago de 38.000 Euros por la emisión de dictámenes técnicos de evaluación de conformidad de los sistemas de juego, el pago de 10.000 Euros por cada solicitud de licencia y el pago de un 0,001% de los ingresos brutos de explotación obtenidos por los operadores.

Loterías estatales: La Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (“LAE”) y la ONCE son los operadores designados para la comercialización de los juegos de loterías regulados en esta ley. Los juegos comercializados por la LAE y la ONCE podrán serlo mediante billetes, boletos, o en cualquier otra forma de participación cuyo soporte pueda ser material, informático, telemático, telefónico o interactivo. Los juegos de la LAE y la ONCE estarán exentos de IVA y tampoco deberán pagar la tasa del 0,001% sobre los ingresos brutos.

Mediante la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 se transformó la LAE en una sociedad mercantil a cuyo capital social se aportó toda la rama de actividad relacionada con los juegos de ámbito estatal y todos los títulos necesarios para dicha actividad. Asimismo, en dicha norma se asumió el compromiso de que antes del 31 de marzo de 2011 se aprobarían los estatutos sociales de la LAE y se designaría a su órgano de administración. Por otra parte, quedarán atribuidas al Ministerio de Economía y Hacienda, a través de la Comisión Nacional del Juego, las competencias relacionadas con el ejercicio de las funciones reguladoras del mercado del juego a nivel estatal.

Una vez se haya efectuado esta separación funcional, un 30% del capital social de la nueva compañía LAE será privatizado, previsiblemente mediante su salida a bolsa. El Gobierno actual quiere concluir este proceso durante su legislatura que termina en el año 2012 y, por tanto, este proceso se va a realizar en los próximos meses.

Asignación al deporte: La Ley del Juego prevé que sea la Ley del Deporte Profesional la que fije el porcentaje de la recaudación de las apuestas que deba pagarse a los organizadores de los eventos deportivos. En este caso, uno de los más afectados es la Liga de Fútbol Profesional que, como sabemos, está activamente interviniendo en el desarrollo de la Ley del Juego para conseguir que sea en esta misma ley donde se regule el porcentaje que le corresponda como organizador de los campeonatos de fútbol.

Régimen transitorio: Hay que ser consciente de que, una vez se apruebe la Ley del Juego, se debe ejecutar la división funcional de la LAE y la salida a bolsa de parte de la nueva compañía LAE; se deben organizar los concursos para otorgar las licencias generales y luego las licencias singulares. Asimismo, se deberán aprobar los múltiples reglamentos y órdenes de desarrollo que la misma ley prevé. Así, el proceso ahora iniciado será largo y podemos estimar que durará unos 2 o 3 años hasta que se consiga tener un sector del juego online estable y con seguridad jurídica. Asimismo, en medio de este proceso habrá unas elecciones generales y si hubiera un cambio de Gobierno esto también podría suponer cambios en la dirección tomada. 

Sin duda este es un momento clave para el sector del juego y muy concretamente del juego y apuestas online. Del resultado de este proceso saldrán unos ganadores que podrán explotar su actividad durante muchos años, aprovechándose de un sector con un alto crecimiento.

Por Xavier Muñoz, socio del área de Gambling & Betting de ECIJA.

Volver

NUESTROS CLIENTES
nuestros clientes
tema destacado
© Copyright Legal Link 2009 Aviso Legal | Política de protección de datos | Accesibilidad | Contactar | Mapa Web   

Despacho de abogados en Barcelona y Madrid prestando servicios jurídicos en el ámbito del derecho de las telecomunicaciones y tecnología, así como en otras áreas del asesoramiento jurídico a empresas

info@legallink.es